fbpx

Todo lo que debes saber sobre el TIN y el TAE: Ejemplos y explicación detallada



¿Qué es el TIN y el TAE? Ejemplos y más


Indice de Contenido

¿Qué es el TIN?

El TIN, siglas de Tipo de Interés Nominal, es la tasa que se utiliza para calcular los intereses que se pagarán por un préstamo o se cobrarán por un depósito. Suele ser una cifra anual y fija que se pacta entre el banco y el cliente al inicio del contrato. No tiene en cuenta otros gastos o comisiones que pueda tener el producto financiero.

Por ejemplo:

  • Si pedimos un préstamo de 10.000 euros al 5% TIN anual, significa que cada año pagaremos 500 euros de intereses.
  • Si contratamos un depósito a plazo fijo de 5.000 euros al 3% TIN anual, significa que cada año recibiremos 150 euros de intereses.

¿Qué es el TAE?

El TAE, siglas de Tasa Anual Equivalente, es un indicador que refleja el coste total de un producto financiero, teniendo en cuenta además del TIN, otros gastos como comisiones, seguros, etc. Es una cifra que puede variar cada año en función de los cambios en el contrato o en el mercado.

Por ejemplo:

  • Si contratamos una hipoteca con un TIN del 3% y una comisión de apertura del 1.5%, el TAE será mayor que el TIN, porque tiene en cuenta ese gasto extra.
  • Si invertimos en un fondo de inversión con un TIN del 2% y una comisión de gestión del 1%, el TAE también será distinto al TIN, ya que incorpora esa tasa adicional.

Diferencias entre TIN y TAE

La principal diferencia entre el TIN y el TAE es que el primero sólo tiene en cuenta el interés nominal, mientras que el segundo incluye todos los gastos adicionales que pueda tener el producto financiero. Por lo tanto, el TAE siempre será una cifra más alta que el TIN.

Otras diferencias notables:

  • El TIN se pacta al inicio del contrato y suele ser fijo; el TAE puede variar cada año.
  • El TIN no tiene en cuenta el plazo del préstamo o depósito; el TAE sí incluye el tiempo.
  • El TIN es una cifra bruta; el TAE es una cifra neta que resta los gastos.


Deja un comentario